Bienvenidos!

Por Andrea Pérez de Raggio

Para las personas que consumen o son usuarias de productos y servicios, las marcas no solo identifican el origen y la trazabilidad de ese bien tangible o intangible, sino que también representan una promesa según su valor percibido. Son un sello que sintetiza la noción de calidad y que facilita la toma de decisiones a la hora de su compra o contratación.

Asimismo, esperan compartir, con la organización propietaria de la marca, la forma de producir los productos o prestar los servicios. Es decir, hay un acuerdo explícito sobre el “precio” por pagar y un acuerdo tácito sobre los costos en términos de impacto social y ambiental, de todo el ciclo de vida de los productos o servicios.

Para la organización, la marca constituye una protección legal sobre los derechos de propiedad o transaccionalidad; contribuye a generar asociaciones entre la utilidad del producto y la emocionalidad y es un símbolo de responsabilidad hacia sus consumidores o usuarios/as.

Conscientes de ello, las organizaciones, que apuntan a públicos con conciencia y responsabilidad social y ambiental, buscan un posicionamiento de marca que proyecte una imagen externa e interna coherente sobre sus compromisos frente al Desarrollo Sostenible y a “matchear” moralmente a sus stakeholders.

De la mano de las aplicaciones de citas, se popularizó el término “match”, que se produce cuando dos personas se gustan mutuamente, por lo que “matchean” e inician una conversación. Este hecho de conectar con algo o alguien es la analogía que queremos representar aquí.

Ahora bien, ¿cómo lograrlo? ¿Cómo hacer que la “promesa” que compra o contrata el cliente sea lo más creíble posible?

En este sentido, cobran vital relevancia los sellos, las ecoetiquetas, las certificaciones y los diversos avales de sostenibilidad.

Detallamos algunos de ellos:

Fuente: Mapa de recursos para la gestión sustentable, elaborado desde AG Lab para la Secretara de Ambiente y Desarrollo Sustentable (2019).

Esta conexión se potencia más aún si estas herramientas están avaladas o auditadas por los propios referentes y representantes de los grupos de interés que se ven impactados, de una u otra manera, por las diferentes instancias del ciclo de vida de esos productos y servicios que legitiman.

Desde esta lógica, como consumidores podemos “matchear” con la promesa y confiar en las marcas que consumimos.

Para ir cerrando, bien vale preguntarse: Como consumidores/as, ¿tenemos en claro qué marcas se ajustan a nuestras expectativas? ¿Con qué marcas queremos “matchear”?

Dejamos abierta la pregunta para que cada persona pueda reflexionar acerca de su propia responsabilidad social y ambiental como consumidor.

AG Sustentable

Somos un equipo interdisciplinario de entusiastas y experimentados profesionales, comprometidos con el desarrollo sustentable de las organizaciones que quieren participar en el esfuerzo global por hacer de este mundo, un lugar, cada vez mejor.

En agosto de 2020 fuimos certificados como empresa B, reforzando nuestro compromiso de contribuir a la solución de las grandes problemáticas sociales y ambientales globales. Esto corrobora nuestro compromiso de ser agentes de cambio.

Contacto

El Salvador 5218, Palermo, C.A.B.A., Argentina
(54 - 11) 5258 - 7922 / (54-11) 2150-8150

Ubicación

Idioma / Language »